Cosquin se convirtió en un patio santiagueño

PETECO CARABAJAL

La sexta luna coscoína albergó en su mayoría a músicos exponentes de Santiago del Estero.

Peteco Carabajal, Nestor Garnica y el duo Orellana-Lucca fueron los encargados de brindar esa pisca de alegría y chacarera. Lo que hizo que el Festival de Cosquin se convirtiera en un verdadero patio santiagueño.

Por un lado Peteco Carabajal sorprendió a propios y extraños al iniciar su show directamente en la zona del público. Si bien contaba con micrófonos inalámbricos, tuvo varios desperfectos en el sonido. El público lo hizo notar con sendos abucheos pero la mayoría celebró la cercanía del artista que interpretó un cancionero reconocido por la popularidad de sus autores. Sorprendió a la multitud cantando El Arriero, Si se calla el Cantor y Canción con Todos.

Ya sobre el escenario hizo su show pactado. Luego la lluvia amenazó aguarle la fiesta. Pero solo fueron unas pocas gotas las que caían desde el cielo. Así Peteco deleitó a sus seguidores con: Entre a mi pago sin Golpear, Guerrillero Santiagueño y Desde el Puente Carretero.

Previamente algo parecido hizo el armonicista Fabricio Rodriguez. El consagrado en el Festival de Jesús María promete y mucho. Era la primera vez en Cosquin pese a que hace dos años su actuación fue cancelada por una intensa lluvia. Sobre el escenario fue acompañado por un coro gospel que le dió un condimento aun mayor a su versión de Solo le Pido a Dios.

Ya en el final de su actuación decidió acercarse al público caminando por la plaza donde interpretó Carnaval en la Rioja. La televisación tuvo que cancelar la transmisión debido a que su par santiagueño también hizo lo mismo, lo que dificulto su filmación.

Violinero virtuoso
Por otro lado Nestor Garnica dio cátedra de chacarera con su violín en mano. El vértigo y dinamismo volcado sobre el escenario de la Próspero Molina encendió e hizo estallar en aplausos a la la plaza entera. Sus temas mas celebrados fueron La Niña de ojos Claros y el Remolino.

Sin embargo uno de los números mas destacados fue la incorporación de la Delegación de Santa Fe representada por Los Palmeras que hizo bailar a toda la plaza con su cumbia el Bombón Asesino.

Mas temprano, al principio de la noche, La Callejera dio muestra de por qué son la peña mas convocante. Consagrados doblemente el año anterior, los radicados en Córdoba pusieron en marcha una de las lunas mas fiesteras de esta edición.

Sin dudas la variedad de géneros musicales de esta edición trasciende las fronteras del folklore.

Por Lionel Nadir Rodriguez

Comentarios

Comentarios